Marcelino

El nuevo Alavés de Gianni De Biasi dio una de las sorpresas de la jornada la derrotar al Levante en el Ciutat de Valencia. Y, además, al derrotarle con cierta claridad. El conjunto granota no chutó a puerta y el babazorro, a partir del repliegue más contra esperado en el técnico italiano, generó varias ocasiones muy claras de gol. Para ello, De Biasi alteró bastante el once. Juntó a tres centrocampistas por dentro (Manu García, Dani Torres y Álvaro Medrán) y colocó al joven Alfonso Pedraza por banda izquierda (con Ibai en derecha), lo cual fue importantísimo a la hora de transitar con peligro. El ex del Villarreal tiene una velocidad más que interesante. Conduce bien, se mueve bien, ataca bien los espacios. Y tiene calidad para asociarse, sobre todo con un Munir que también estuvo muy certero a la hora de atacar los espacios a la espalda de la defensa levantinista.
Está siendo complicado. Muy complicado. 
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Pero sí que es cierto que hay una diferencia bastante obvia entre Berizzo y Unzué a la hora de afrontar esta crisis de dudas. Cuando el Toto en su primer año no lograba ganar, ni siquiera marcar gol, mostró un nervio diferente. Es verdad que dijo que si le despedían lo entendía, pero la pose era diferente. Tampoco sabemos qué le puede venir mejor o peor al equipo. Es hablar por hablar. Cada vesturario necesita mensajes diferentes. Pero el contraste es muy obvio. Y lo que respecta a la gente, que eso sí es más visible, no sé yo si…
El animo sigue muy bajo en Vigo al ver como el equipo no confía en la idea del entrenador ni ganando. 
Y no los culpo, la verdad, qué diferencia entre la respuesta a los malos resultados de Unzue en comparación con Berizzo. 
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
La idea era la misma, creer en lo que se hace independientemente del resultado. Pero mientras uno hablaba con la cabeza alta y pedía valentía y orgullo, otro dice que no puede obligar a los jugadores a ser valientes….
Juan Carlos Unzué: “Lo hemos hablado aquí en rueda de prensa: los resultados y los estados de ánimo van condicionando un poco tanto los que están dentro como a los que están fuera. Y, evidentemente, yo he hablado de los procesos. Los procesos, con resultados no tan buenos, siempre son un poco más lentos. Yo tengo la sensación de que estamos muy cerca. Pero lo que nunca voy a hacer, porque creo que sería malo para el equipo, para mí y para todos, es que el jugador tenga la obligación. Yo no puedo transmitirle una obligación. Yo tengo que darle los máximos argumentos, la mejor distribución táctica o espacial, para tratar de resolver cualquiera de las situaciones que se den. Pero después son los propios jugadores los que se van a atrever más o menos dependiendo de cómo estén en ese preciso momento”.
Más allá de los resultados, se aprecia un pequeño deterioro en la idea de juego del Celta de Unzué. Mientras en las primeras jornadas todo se intuía más claro